lunes, 27 de diciembre de 2010

Las principales reglas de composición

En el mundo de la fotografía hay un montón de reglas que, solas o combinándolas, harán que tu foto sea más agradable a la vista de los demás.

Hoy vamos a concentrarnos en las 3 reglas principales:  La de los tercios, la del horizonte y la de la mirada.



La regla de los tercios:

Seguramente la más oída de las tres.  Consiste en dividir el cuadro de la foto con dos líneas verticales y otras tantas horizontales.  Los puntos de unión de dichas líneas nos darán los puntos fuertes de la foto que, a su vez, nos darán la mejor posición para colocar lo que nosotros queramos que sea el centro de atención.

Así mismo, tendremos que evitar de colocar cosas que puedan distraer nuestra atención en esos puntos.







La regla del horizonte

Esta nos va a marcar la zona de la fotografía a la que queramos dar más importancia, ya sea el cielo o la tierra, por lo que pondremos esa línea en el tercio superior o inferior de la foto, segun nos convenga.  La línea no tiene por qué ser la del horizonte propiamente, cualquier línea horizontal que divida la foto nos servirá de guia (unos tejados, por ejemplo)



En el caso de los reflejos, sí pondríamos el horizonte en el medio para conseguir una foto simétrica.





La regla de la mirada o dirección

Consiste en conducir al observador hacia el lado opuesto del sujeto fotografiado, normalmente un retrato, aunque también se aplica a cualquier fotografía con movimiento (deporte, fauna...)

Si el sujeto es una persona o animal, lo colocaremos en un lado de la foto con su mirada hacia el otro, para no encerrar al retratado con el marco de la foto.



Si es una foto en movimiento (deporte, fauna...), también dejaremos un espacio en la foto que nos indique el camino que van a seguir.



Una vez tengamos dominadas estas reglas, podremos dedicarnos a practicar con la regla de oro:


¡ Las reglas están para romperlas !