miércoles, 2 de noviembre de 2011

Las Rinconadas, Cuenca.

Gracias a un amigo de la mili, Oscar, hemos pasado unos dias en una aldea de Cuenca, Las Rinconadas.

Hacía tiempo que no veía a los niños correr por las calles tranquilamente, jugar en la "placetilla"; o a la gente pararse a hablar con sus vecinos; no tener teléfono, horarios, que venga el panadero con su furgoneta pitando para traer el pan recién hecho...

Una gozada.

Gracias Oscar y Nuri!!!